Religión Yoruba

La religión Yoruba tiene sus raíces en África , fue introducida por los esclavos de ese lugar. Sirvió de acompañamiento moral y espiritual, para afrontar todo el sufrimiento y la injusticia a la cual fue sometidos por sus opresores.

Una mirada a la religión Yoruba

 

Mitología

Los puntos más ponderables de esta religión en su Mitología, el profundo simbolismo esotérico que tiene en sí y las prácticas repletas de fervor, que por el medio del tiempo sufrieron serias transformaciones, influyen intensamente por la iconolatría católica de los “amos” españoles, pero continuando siendo por medio del tiempo fuerte y viva para sus creyentes.

La mayor parte de los dioses Yoruba fue determinado totalmente con las imágenes de los santos católicos, por la necesidad de adaptarse a las creencias a las demandas de la religión católica, y de forma simultánea a las creencias de millones de esclavos, mujeres, hombres y jóvenes robados de su lugar de vida y trasladados contra su intención de conjunto de naciones americanas, capturando sin distinción a reyes, príncipes, ricos, agricultores, enormes guerreros y Babalawos.

Surgió de esta forma la necesidad del sincretismo en forma natural y espontánea. Su nombre “santería”, es un término derivado de la palabra santo, ya que los esclavos respetaban a los dioses de los blancos con el pensamiento lógico de que: “muy poderosos han de ser cuando los tienen como ellos y nosotros de esclavos”.

El secretismo

Sincretismo, orishas y santos

“El que no posee de congo tiene de carabal”, es un proverbio bien cubano refiriéndose a la mezcla de etnias, culturas y prácticas que han generado la muy diferente y criolla sociedad de cuba.

El sincretismo fue un desarrollo originado por la supervivencia de una cultura y una creencia: una mezcla de elementos, funcionalidades y dioses, en el cual los esclavos africanos acepta las imágenes del catolicismo por medio de una fácil semejanza. De esta forma nacieron las distintas nominaciones, la sincretización de los diversos cultos africanos y la religión católica, como producto de un desarrollo natural y lógico; de esta forma surgió la Regla de Ocha o Santería.

Por eso mismo la palabra de españa “santos” se le aplicó a los orichas y fue este uso el que dio origen al término cubano empleado para referirse a la religión yoruba: santería, que significa “el remanente de los santos”.

Reglas de la religión yoruba

Las Reglas de Osha-Ifá para Santeros de la religión yoruba, los Refranes Adivinatorios de las Letras del Dilogún y de los Odun de Ifá, el Código Ético de los Odones de Ifá y los Mandamientos Morales del Odón de Ifá Ika Fun, están vinculados a la tradición consolidada por la inteligencia y la vivencia en la práctica religiosa de los Oloshas, ​​Babaloshas, ​​Iyaloshas, ​​Oluwo Osain, Obases u Oriates, Babalawos y Olúos. Estos códigos se han conservado y creado en Cuba partiendo de los valores especiales de la herencia cultural africana.

De los Refranes Adivinatorios de las Letras del Dilogo y de los Odun, del Código Ético de los Odones de Ifá y de los Mandamientos Morales del Odun de Ifá Ika Diversión, emana un grupo de ideas y principios de actuación que tienen relación con el sujeto y con Osha-Ifá como un sistema espiritual. Este grupo de ideas y principios trabajan como las reglas morales que regulan el accionan y las relaciones del ser humano, que se encuentra en esta fe un enviado por el cual conducirse en la satisfacción de los inconvenientes de su historia y para lograr sus propias misiones en la presencia humana en medio de una conexión con el ámbito.

Las Reglas de Osha-Ifá para Santeros yoruba, los Refranes Adivinatorios de las Letras del Dilogún y de los Odun de Ifá, el Código Ético de los Odones de Ifá y los Mandamientos Morales del Odun de Ifá Ika Diversión crean en el sujeto una predisposición para lograr, por medio del estudio y la interpretación de los mitos, las historias y las historias de Osha en la interacción con la vida real; los razonamientos y reflexiones encaminadas un argumento la presencia del hombre en este chato terrenal y su conducta.

Las Reglas de Osha-Ifá para Santeros son un sistema de pautas que tienen que estudiar todos los iniciados tanto en Osha como en Ifá. Estas reglas y el Ita de Yoko Osha contribuyen a que el sujeto consigua para su historia la armonía y la estabilidad por lo que se inició en Osha-Ifá, y hijo de enorme consideración para lograr un nivel superior espiritual, desarrollar disciplina, aprovechar hábitos su accionar, de esta forma como estudiar a gobernar su forma de ser.

El cumplimiento de las Reglas de Osha-Ifá para Santeros y el Itá son un fundamento clave para los primeros escenarios de Osha-Ifá, y con el ejercicio de estos fundamentos del Iyawó, Oloshas, ​​Babaloshas eIyaloshas lograrán disfrutar de prestigio por su conducta en la sociedad.

Iniciarse en Osha-Ifá impone enormes desafíos al sujeto, ordena a los sacrificios, a la depuración y al fortalecimiento del carácter para lo cual estas reglas son un instrumento de valor inapreciable.

Las Ofrendas en la Religión Yoruba

Las ofrendas que se hacen a los Santos se llaman: Addimú. Son Frutas, Vegetales, Plantas, Flores y Animales que se encuentran en una orilla como una expresión de Amor del niño que quiere estar en comunicado con la divinidad. No en todos los casos de las ofrendas tienen dentro de la inmolación de un animal, más que nada cuando hablamos de personas no iniciamos dentro de la religión, pero cuando esta forma pasa, es un honor para este formar parte en la ceremonia, ya que por este movimiento se transforma en una energía que transmuta el hombre que acuarela en los seres humanos, alcanzando escenarios espirituales superiores al ser mensajero entre el chato terrenal y celestial.Su sangre es un fluido sagrado que se asocia todo lo que es bello, noble, generoso y alto, es el alimento de la oruga y además del transporte que transmite el fuego de los creyentes.

Este acto está relacionado con el patrimonio según el cual los integrantes de una aldea no podían mantenerse juntos por los permanentes pleitos entre las familias. Cuando los niños se separaron en diferentes lugares, iniciaron un nuevo pleito por quien se llevó a los animales especiales. Olofi los ordenó sacrificarlos y llevar la sangre, después de la derrame en el bosque, cerca de su nuevo lugar de vida. Cuando hubieron cumplido con el mandato de Dios, de esa sangre nacieron nuevos animales que probaron de abundancia a todas las aldeas.

Los sacrificios tienen que ser completados por santeros autorizados para eso.

La Adivinación

El arte de la adivinación Yoruba es publicado en los rituales de la religión y conforman el medio por el cual el santero se comunica con el Orichas. Se apoya en la interpretación de una sucesión de instrumentos como el coco, los caracoles o el Tablero de Ifá. Estos instrumentos de adivinación tienen códigos simbólicos o los sistemas numéricos con la interpretación está íntimamente relacionado con los patakíes. En los dos sistemas de los números se nombran Oddun y son la palabra de los Orichas. [2]

Obi (el Coco)

Es el instrumento básico. Se leen en concordancia el Oráculo de Biagué. Este instrumento facilita al santero para las respuestas veloces de los Orichas.
Diloggún

Los Caracoles Cauríes y el Tablero de Ifá, cuyo dueño es Orula, distribuyen como código de interpretación el Diloggún. Este está conformado por una sucesión de Oddunes o números, que representan las historias de los santos.

Los Caracoles (Cauries)

Usados ​​en la etapa de moneda, se consideraban sagrados. Son de la boca de los orichas y el hijo alrededor de una sucesión de historias, repletas de profunda significación esotérica. La manera en la que caen los números que vienen a representar los Oddunes, cada uno relacionado con un refrán o un patakí. Con ellos se lee hasta el número 12, de ahí en adelante hay que enviar a la persona a hacer un registro (consulta) que el mar interpretado por un Babalawo y el Tablero de Ifá.

El Tablero de Ifá

El hasta el Tablero de Ifá es una tabla de madera de unas 14 a 16 pulgadas. En su borde bordeado están marcados los puntos cardinales que representan los 4 vientos y las 4 esquinas de todo el mundo. El norte es Obbatalá, el sur Oddúa, el este Changó y el oeste Eshú. Sobre el tablero del Babalawo se ubica un polvo llamado Yefá.

El Opele o Ekuele

Es una cadena de 14 a 16 pulgadas formada por conchas de nácar, carapacho de jicotea o cacho de ganado y metal, engarzados con eslabones.

Ikines

Nueces de palma, clase de cocos chicos que se usan con el Tablero de Ifá. El concepto esotérico que encierran estos procedimientos de adivinación transcienden en bastante la predicción en sí. Ellos son libros de instrucción espiritual, plenos de bienes escondidos, perlas de inteligencia para aquellos que se encuentran más allá de lo aparente.

Nombre de los Orishas en la Religión Yoruba

1. Agayu. San Cristóbal.

2. Aguena. Santa filomena.

3. Babalu-aye. San Lázaro.

4. Shango. Santa Bárbara.

5. Dada (obañeñe). San ramón nonato y nuestra señora del rosario.

6. Eledda. El ángel de la almacena.

7. Elefuro. La virgen del carmen.

8. Elegua. El ánima sola, San Antonio de padua, San benito de palermo y el pequeño pequeño de atocha.

9. Elle cosun. Santa Lucía.

10. Ibeyis o jimaguas. San cosme y San Damián.

11. Igui. San lucas

12. Inle. San rafael y San roque.

13. Iroko. La purísima concepción.

14. Nana buruku. Santa ana y la Virgen del Sendero.

15. Oba nani. Santa Catalina y Santa rita de Casia.

16. Obbatala. Las mercedes, San josé obrero, Jesús crucificado, Santa lucía, San joaquín, Santa eduvigis, el santísimo sacramento.

17. Obba moro. Jesús nazareno.

18. Oduduwa. El santísimo sacramento.

19. Oshosi. San norberto, San humberto.

20. Oshumare. San Bartolomé.

21. Oshun. Caridad del cobre.

22. Oggun. San pedro, san juan, san pablo, San jorge, apóstol de Santiago, San antonio abad.

23. Oggun chibiriki. San miguel arcángel.

24. Oke. San roberto

25. Olofin. Jesucristo.

26. Olodumare. Enorme poder de dios.

27. Olorun. Espíritu Santo

28. Olokun. La virgen de regla.

29. Olosi. Satanás.

30. Oguidai. San Bartolomé.

31. Orisha oko. San isidro labrador

32. Orula, Orunmila. San Francisco de Asís

33. Osain. Santo antonio abad y Santo silvestre.

34. Oya. La Virgen de la Candelaria y la Virgen del Carmen.

35. Osagriñan. Santo josé.

36. Osun. Santo juan bautista.

37. Inle. Santo julián.

38. Yemaya. La virgen de regla.

39. Yewa. Nuestra señora de los desamparados, nuestra señora de Montserrat, santa clara de asís y Santa rosa de lima.

 

Los Orishas

Los Orishas son los hijos mayores de Olodumare y han sido imbuidos con una porción de su aché. Se ha encargado de mantener esta tierra, velando por los asuntos de la humanidad y cada uno tiene dominio sobre una porción de la naturaleza. Son más parecidos a demi-dioses en la religión de Santería.

Leer más:

 

 Orisha Elegua

Eleggua (también deletreado Elegua, Elewa, Elegba o Legba) es el más importante de los orishas en Santería. Elegua fue el primer orisha creado por Olodumare y existió antes y fue testigo de la creación. Él es la clave de cualquiera de nuestras prácticas religiosas, porque sin las bendiciones de Eleva nada puede proceder, transpirar ni triunfar en el mundo. Eleggua es propietaria de todos los caminos, encrucijadas y puertas.

Leer más:

 

Orisha Oya

Oyá (también Ollá, Yansa o Yansán) es una guerrera feroz y poderosa orisha en Santería. Ella está en la puerta del mercado y guarda las puertas del cementerio. Ella es la fuerza del cambio en la naturaleza y en la vida. Ella maneja un rayo y monta los vientos en la batalla, a menudo luchando con sus machetes lado a favor con su favorita amante, Changó.

Leer más:

 

Glosario

La lengua Yorubá, fue en sus inicios llamada (por los primeros navegantes entre 1650 y 1730) Ulkumi. Con algunas variadas, para la denominación de esta legión y su idioma después de 1734 (después de anunciado el mapa de Snelgrave) desaparece y es substituido por el termino Ayó o Eyó, para designar Oyó u Oió.

La lengua Yorubá forma parte del grupo Sudanico de lenguas. Parte importante de su vocabulario está compuesto por expresiones mono y polisílabas, que puede analizarse en sus elementos monosílabicos. El Yorubá por esta razón puede situarse en el mismo grupo lingüístico aislado que el chino y por la necesidad de una lengua tonal. Por ser tonal, la conjunción de una consonante con una de las siete voces resulta en uno de los tres tonos, con tres significados diferentes.

Alcanza con que un neófito presencie un ritual o escuche loas o rezas, para sentir todo sobre el peso del barrera idiomática.

El hombre obligó a cambiar el idioma, la geografía, y hasta la fe, se aferró como una tabla de salvación una cosmovisión y su cultura y sin embargo las opciones de cerrar las puertas a la perspectiva y la cultura dominante, reafirma su origen y su linaje multiforme

El Yorubá tiene enorme consideración por su reconocimiento en los rituales como presencia de esta cultura en Brasil y ya hace tiempo en Argentina, Uruguay y Cuba.